NOTICIAS

Pete Townshend, legendario guitarrista de The Who: "El mar y la música funcionan muy bien juntos"

  • REPORTAJE
  • 31 Agosto, 2013

El músico británico participa en la X Copa del Rey de Barcos de Época Trofeo Panerai a bordo del Eva, un cutter de 1906 diseñado por William Fife III. / Por LUIS POMAR

Los barcos de época son joyas cuyo valor es independiente de las personas que los poseen o tripulan. Muchos de ellos, de hecho, han ido pasando de mano en mano, sobreviviendo a sus propietarios y sin perder ni un ápice de su pedigrí. Es el caso del Eva, un cutter aúrico de 1906 diseñado por William Fife que estos días participa en la X Copa del Rey de Barcos de Época Trofeo Panerai, y cuya belleza podría incluso pasar desapercibida en el pantalán que comparte en Maó con leyendas de la navegación como el Mariquita (1911), el Mariete (1915) y el Manitou (1937), o las cuatro unidades de la clase FI15, barcos en los que navegaron reyes, nobles y presidentes de grandes potencias. Entre tanta madera es relativamente fácil que uno no se detenga ante un barco como el Eva, sin duda precioso pero de sólo 15 metros de eslora, si antes no ha consultado la lista de armadores y ha reparado en que su dueño es un señor llamado Pete Townshend, de 68 años, miembro de The Who, una de las bandas de rock más influyentes de todos los tiempos. El guitarrista del grupo británico mod por antonomasia se ha dejado ver por las inmediaciones del Club Marítimo de Maó admirando la colección de joyas navales reunidas estos días en el Trofeo Panerai. Además del Eva, patroneado por Charlotte Freaqnuet y que compró a Juan Carlos Eguiagaray, tiene otro barco, pero siente pasión por los antiguos. «Siempre me han encantado los barcos clásicos y lo que implican. Te encuentras con gente que vive en ellos y cuya vida gira en torno a navegar. Me parece muy bonito», confesaba ayer en la capital menorquina, ciudad muy presente en su vida. «Mis padres tenían una casa aquí y conozco muy bien Maó. De pequeño venía mucho. Mi padre vivía entre Inglaterra y Menorca. Enfermó y murió aquí. Era un gran músico y le encantaba la tranquilidad de la isla. Recuerdo cuando todo esto estaba casi desierto, sin casas y sin gente». El de Townshend es uno de los nombres en mayúsculas que conforman el top ten de las leyendas del rock de toda la historia. La revista Rolling Stone subrayó en su día que junto con The Beatles y The Rolling Stones, «The Who completa la santísima Trinidad del rock británico». El guitarrista reconoce sus méritos, así como la influencia de su afición en su bienestar y trabajo. «Soy músico y soy bueno. Empecé a tocar en un grupo con doce años, pero no navegué hasta mucho después. Así que el mar y los barcos son para mí una liberación, una pasión y una vía de escape. Navegar me ayudó a volver con mejor estado de ánimo a The Who porque es muy similar a formar parte de un grupo. Cuando tocas en una banda no puedes decirle a un tío lo que tiene o no que hacer. A bordo de un barco sucede lo mismo. Sólo tienes que encontrar a la gente adecuada y todo fluye», asegura para concluir con una reflexión pragmática entre risas: «Decidir entre mis guitarras y mis barcos no sería fácil, pero prefiero mis guitarras porque me hacen ganar dinero. Los barcos me cuestan dinero».

CERRAR
Institucional
Paneari
Club Marítimo de Mahón
Real Club Náutico de Barcelona
Govern Illes Balears
APB Mahón
Ajuntament de Mahón
Menorca
Marina Port Mahón
CIM
Real Federación Española de Vela
Federación Balear de Vela
RANC
Colaboradores
Blue Restaurant
Cachito Mahón
Ca l´ltaliá (Catering barcos)
Latitud 40
Restaurante Pierro