NOTICIAS

Los yates clásicos llegan a la Toscana

  • REPORTAJE
  • 18 Junio, 2014

Cincuenta grandes damas del mar se dirigen hacia Porto Santo Stefano para la segunda etapa del trofeo Panerai Classic Yachts Challenge 2014

Después de su inauguración triunfal en Antibes, Costa Azul, con 80 embarcaciones, un número jamás alcanzado antes, el 10th Panerai Classic Yachts Challenge se dirige ahora hacia la Toscana. Una vez más, el entusiasmo que suscita el más importante circuito internacional para yates clásicos y vintage no presenta síntomas de desfallecimiento. En efecto, ya se han registrado 50 barcos en la 16a Argentario Sailing Week que se disputa en Porto Santo Stefano entre el 19 y el 22 de junio. La flota que se está reuniendo en la Toscana se dividirá en cinco categorías: Clásicos, Vintage, Grandes Barcos, Espíritu de Tradición, Clases Métricas y Diseños Únicos. El acontecimiento, organizado por el Yacht Club Santo Stefano, empezará la tarde del jueves con un cóctel de bienvenida en la sede social del club, situada junto al mar. Los barcos amarrarán a lo largo del muelle Molo della Pilarella, frente al Race Village y el Panerai Lounge, donde patrones y tripulantes podrán reunirse después de cada regata. El viernes por la noche, los competidores disfrutarán de una cena de gala en el hotel Tenuta Agricola del Parco dell'Uccellina, y el sábado se servirán ostras y champagne en el muelle. Por último, el domingo por la tarde se celebrará un cóctel de despedida después de la ceremonia de entrega de premios. Se disputarán tres regatas en recorridos triangulares y barlovento-sotavento en una zona situada entre el golfo de Talamone y las playas de Giannella. El maravillo azul turquesa del mar hace de estas aguas uno de los entornos más sugestivos del Mediterráneo para la navegación a vela. En la categoría de Grandes Barcos parece claro que el Cambria de 40 metros (1928) y el Moonbem IV de 31 metros (1914) lucharán hasta la última milla, pues los dos han obtenido hasta ahora dos trofeos Panerai en su categoría. Aquel de los dos que participe en varias competiciones a lo largo de la temporada tendrá, naturalmente, más probabilidades de ganar el trofeo por tercera vez, una gesta que lograron por primera vez el año pasado el Rowdy en la categoría Vintage y el Emeraude en la categoría Clásicos. Por supuesto, todos los demás yates participantes aportarán años de historia de la navegación. Valgan como ejemplo el Shamrock V, un 36 metros de la clase J, que fue aspirante inglés a la Copa del América en los años 30 del siglo pasado; o los Argyll, Comet, Manitou y Skylark de 1937, Stormy Weather, Voscià y Vim, todos ellos trazados por el legendario diseñador americano Olin Stephens, que murió en 2008 a la muy avanzada edad de 100 años. Participó personalmente y compitió en la Argentario Sailing Week en varias ocasiones después de haber cumplido los 90. En 2004 fue nombrado ciudadano honorario de Porto Santo Stefano. El queche de cangreja Javelin, botado en 1897, será el más antiguo de los participantes de este año. La Armada italiana ha registrado cuatro de sus mejores buques de madera para la formación de oficiales: el Capricia (1963), el Stella Polare (1965), el Corsaro II (1961) y el Chaplin (1974), regalo, este último, de la familia genovesa Novi. El balandro Bermudan también pasó a la historia del Trofeo Panerai después de vencer en la categoría de Clásicos en 2009. En la Argentario Sailing Week competirá también una pequeña flotilla de Wianno Senior para celebrar el centenario de esta categoría. Este diseño clásico de 7,6 metros se creó en Estados Unidos en 1914, y fue el barco en el que el presidente J. F. Kennedy aprendió a navegar. En Porto Santo Stefano habrá cuatro: Pyxis, Raindrop, Wind & Wine y Wianno, dos de ellos al mando de tripulaciones americanas capitaneadas por Timothy W. Fulham, presidente de la asociación americana de la categoría. Además de competir en el apartado Espíritu de Tradición, los Wiannos se enfrentarán entre ellos. Entre unas cosas y otras, la Argentario Sailing Week de este año será una cita absolutamente irrenunciable. Será además accesible sin restricciones a todos los entusiastas de los yates clásicos, pues la flota estará amarrada en una zona muy animada, frecuentada tanto por los naturales de la población como por los turistas. Los promontorios que rodean la costa de Porto Santo Stefano, que forman un maravilloso anfiteatro natural, constituyen también excelentes miradores para seguir las regatas. Las siguientes cuatro etapas del circuito mediterráneo del Panerai Classic Yachts Challenge son Italia, España y Francia: Vele d’Epoca en Nápoles (Nápoles, IT, 2-6 de julio), Copa del Rey (Menorca, ES, 26-30 de agosto), Vele d’Epoca di Imperia (Imperia, IT, 10-14 de septiembre), Régates Royales (Cannes, FR, 23-27 de septiembre). Otros hitos del calendario son la Panerai British Classic Week en Cowes (12-19 de julio) y las regatas del circuito norteamericano (Marblehead Corinthian Classic Yacht Regatta, 8-10 de agosto; Nantucket Opera House Cup, 13‑17 de agosto; Newport MOY Classic Yacht Regatta 29-31 de agosto).

CERRAR
Institucional
Paneari
Club Marítimo de Mahón
Real Club Náutico de Barcelona
Govern Illes Balears
APB Mahón
Ajuntament de Mahón
Menorca
Marina Port Mahón
CIM
Real Federación Española de Vela
Federación Balear de Vela
RANC
Colaboradores
Blue Restaurant
Cachito Mahón
Ca l´ltaliá (Catering barcos)
Latitud 40
Restaurante Pierro