NOTICIAS

Máximo nivel en la XI Copa del Rey Panerai

  • REPORTAJE
  • 25 Agosto, 2014

El puerto de Mahón se prepara para acoger uno de los mayores espectáculos náuticos de España. La XI Copa del Rey Panerai, en la que se darán cita 46 embarcaciones clásicas y de época de los siglos XIX y XX, en representación de ocho países (España, Bélgica, Francia, Irlanda, Italia, Malta, Mónaco y Reino Unido), comenzará oficialmente el próximo miércoles, 27 de agosto, con la jornada dedicada a la confirmación de inscripciones y medición de los veleros. Las pruebas tendrán lugar entre el jueves y el sábado, 30 de agosto.

Una quincena de barcos ya ha amarrado en los pantalanes situados frente al Club Marítimo de Mahón, organizador junto al Real Club Náutico de Barcelona de la regata de vela clásica más importante de España, prueba puntuable del prestigioso circuito internacional Panerai Yachts Challenge y el gran referente mediterráneo de una flota de leyenda cuyo barco más antiguo, el Marigold, se remonta a 1892. El Muelle de Levante de la capital menorquina se convertirá en cuestión de horas en un museo flotante abierto al público y en centro de atención de la náutica internacional. Manuel Nadal, director técnico de la XI Copa del Rey Panerai, habla de “máximo nivel” y cita, a modo de ejemplo, las cuatro unidades que competirán en la clase “Big Boats” (grandes veleros): Mariette (1915), de 33 metros; Mariquita (1911), de 30 metros; Moonbeam (1914), de 35 metros, y Halloween (1926), de 25 metros. “La sola presencia de estos gigantes representa un éxito para cualquier regata”, afirma Nadal, convencido de que la prueba mahonesa, patrocinada por la marca Panerai en sus diez últimas ediciones, “está totalmente consolidada y es un punto de recalada prácticamente obligatorio” para las embarcaciones históricas que siguen en activo. DIVISIÓN DE LA FLOTA La flota quedará dividida en cinco clases. Los cuatro Big Boats tendrán su propia regata, mientras que los veleros construidos antes de 1950, pertenecientes a la clase Época, formarán dos grupos en función de sus velas: Cangreja, los ocho barcos de aparejo trapezoidal, y Marconi, los once más antiguos con aparejo convencional (velas triangulares). Los Clásicos, botados entre 1950 y 1975, formarán la clase más numerosa, con 15 embarcaciones, y la categoría Espíritu de Tradición (veleros modernos pero cuyos diseños respetan las líneas de los clásicos) contará con siete participantes. ÉPOCA CANGREJA El Chinook (1916), de Graham Walker, intentará revalidar el título obtenido el año pasado en Época Cangreja frente a rivales que prometen ofrecer una dura resistencia. Marigan (1898), de Tim Liesenhoff, llega a Mahón con la moral alta tras haber ganado la XX Illes Balears Clàssics del Club de Mar Mallorca. También el Ilex (1899), armado por Germán Ruiz, viene con ganas de “plantar cara”, según reconocía esta misma mañana Manuel Lirola, uno de sus tripulantes. El Kelpie of Falmouth (1903), que cuenta con una de los equipos más experimentados, también tiene ganas de pelear por el podio. ÉPOCA MARCONI Un ambiente igualmente competitivo se vivirá en la clase Época Marconi, con el Enterprise (1939), de Albert Kusak, en plena racha y el Manitou (1937), barco famoso por haber pertenecido al presidente americano John Fitzerald Kennedy, con ganas de revancha después de haber perdido la Illes Balears Clàssics de hace dos semanas por sólo 26 segundos. Las tripulaciones de Jordi Cabau, armador de los barcos Sonata (1937) y Mercury (1938), se sumarán a la carrera por la victoria en esta categoría, en la que también darán que hablar el The Blue Peter (1930), de Mathew Barker, y el Sony (1935), de Peter Rodrigues. CLÁSICOS Alba (1956), patroneado por Damián Ribas, fue el ganador de la Copa del Rey Panerai de 2013 y parte como favorito entre los Clásicos. El barco del Real Club Náutico de Barcelona tendrá que bregar con la experimentada armada italiana formada por el Emeraude (1975), de Vittorio Cavazzana, el único barco de aluminio de toda la flota, y las cinco unidades de la Marina Militar de Italia, entre las que se encuentran dos unidades muy competitivas: Stella Polare (1965) y Capricia (1963). ESPÍRITU DE TRADICIÓN Calima (1970), de Javier Pujol, defenderá el título en la clase Espíritu de Tradición. El ruso Tichiy Don (1981), armado por Eugeny Panevin, y el Pas Encore (2005), de Eduardo Salas, parten como los rivales más fuertes del vigente campeón, buen conocedor de los campos de regatas de Mahón.

CERRAR
Institucional
Paneari
Club Marítimo de Mahón
Real Club Náutico de Barcelona
Govern Illes Balears
APB Mahón
Ajuntament de Mahón
Menorca
Marina Port Mahón
CIM
Real Federación Española de Vela
Federación Balear de Vela
RANC
Colaboradores
Blue Restaurant
Cachito Mahón
Ca l´ltaliá (Catering barcos)
Latitud 40
Restaurante Pierro